Lecturas juveniles ¿en manos de quién?

Herrera, Franklin. “Lecturas juveniles ¿en manos de quién?”. La República. Opinión (San José, Costa Rica), 20 de mayo de 2002

 El misterio alrededor de cómo se eligen los libros que deben leer nuestros hijos en la educación primaria y secundaria es hondo.

De los programas aparecen y desaparecen textos como por arte de magia sin que los ciudadanos sepamos a ciencia cierta las razones por las que un texto asciende y otro es decapitado.

Me ha sorprendido enterarme que ya nuestros jóvenes no tienen que leer el maravilloso libro de Carlos Luis Fallas, Marcos Ramírez, uno de los principales y más bellos exponentes de la vida de nuestros niños y jóvenes en una etapa determinada de nuestra historia patria, que ha dado la vuelta al mundo y que ha motivado incluso importantes producciones televisivas, además de haber nacido de la pluma del más vigoroso de nuestros escritores, que ha contribuido en mucho a dar fama internacional a nuestras letras.

Me vuelve a sorprende el hecho de que quienes deciden sobre lo que los estudiantes costarricenses deben o no leer hayan cometido el  pecado capital de excluir de esas lecturas la obra teatro Uvieta, del más connotado de nuestros dramaturgos, Alberto Cañas, recientemente publicada por la Editorial Legado, y la verdad sea dicha, me gustaría conocer las razones de ese dislate.

No creo que pueda argumentarse que la obra no tiene calidad puesto que incluso recibió en 1980 el Premio Nacional Aquileo J. Echeverría. El texto es ameno, el tema pertenece a la cultura popular y está tratado con fantasía y sano humor y ha tenido innumerables montajes, muchos de ellos por parte de grupos de aficionados y de colegiales.

Personalmente no atino a entender las razones de esta disposición, a no ser que la decisión sobre las lecturas que deben hacer nuestros estudiantes no esté en las manos adecuadas.

Tengo ante mí la copia de las recomendaciones que la asesora de español del Ministerio de Educación Pública hace para 2002 y que fueron entregadas el 16 de noviembre de 2001 e increíblemente aprobadas por el Consejo Superior de Educación. No viene al caso la identidad de esa connotada profesional. Pero sí me interesa decir que es sintomático que recomiende la lectura de tres textos de Julio Verne: La isla del tesoro, Viaje al centro de la tierra y La vuelta al mundo en ochenta días. ¿Qué más decir o qué pensar?.

Comprar "Uvieta" de Alberto Cañas

Comprar “Uvieta” de Alberto Cañas

Anuncios

Fernando Contreras Castro

Entradas

En 1986 aparecieron sus cuentos “Su oficio de escritor” y “Sueños del Faraón”. Su cuento “El ratón y la locomotora” fue traducido al alemán e incluido en la antología “Leben auf eigne Faust” (Historias de niños de la calle de cuatro continentes).

También ha publicado varios ensayos sobre diversos temas en revistas especializadas del país, y otros textos suyos han aparecido en diversas antologías. En orden cronológico, estos son sus libros publicados:

  • Única mirando al mar: novela 1993
  • Los Peor: novela, 1995 (Premio Nacional Aquileo J. Echeverría)
  • Urbanoscopio: cuentos,1997
  • El tibio Recinto de la oscuridad: novela, 2000 (Premio Nacional Aquileo J. Echeverría)
  • Sonambulario: cuentos, 2005
  • Cantos de las Guerras Preventivas: novela, 2006:
  • Cierto azul: novela corta, 2009

Fue profesor de Filología y actualmente en la Escuela de Estudios Generales en la Universidad de Costa Rica.

Este autor de nuevos clásicos nacionales conforma parte de una nueva narrativa costarricense, la llamada generación del desencanto, que rompe con el costumbrismo de la generación del 40 y con la generación urbana de los 60.

Ingresar al blog de Fernando Contreras Castro