Miguel Ángel Asturias (1899-1974)

“Miguel Ángel Asturias (1899-1974)”. La Nación (San José, Costa Rica), 15 de julio de 1987, p. 2C

Conocer la vida y la obra de Miguel Ángel Asturias es identificarse con la realidad de los pueblos lationamericanos y extender un amplio ámbito, sin importar la distinción de nacionalidad o de raza, su temática va dirigida a los que cuestionan la libertad y la justicia. Su obra expresa la sensibilidad de un escritor, que refleja el drama de la condición humana señalada por el dolor, por la opresión y la falta de humanidad.

Su novela cumpre “El señor Presidente”, escrita en 1946, presenta recuerdos dolorosos vividos en Guatemala, cuando era apenas un niño, junto con situaciones políticas. Describe la existencia servilista de un país hispanoamericano, gobernado por una dictadura.

En efecto, la persecución política en el año 1900, lleva a los padres de Asturias (abogado y maestra) a suspender sus actividades y correr a refugiarse en el campo, donde tienen que llevar una vida llena de dificultades.

Es allí donde el futuro escritor tiene contacto con la miseria del país, y al mismo tiempo descubre en la gente pobre una gran riqueza espiritual, que lo alienta a tener fe en el futuro, estas inquietudes le despiertan su gran sensibilidad, que manifiesta en su proceso creativo.

Entre 1921-1923 ante el violento clima político del país, los padres de Asturias decidieron enviarlo a Europa para que estudiara Economía Política.

La meta era Londres, pero Asturias se trasladó a París.

En este país fue donde inicia su actividad como escritor, se inscribió en un curso sobre “Mitos y Religiones de Centroamérica”, dirigido por un gran maestro George Raymoud, en la Universidad de Sorbona. Se interesó tanto por ese curso, que su inquietud lo llevó con urgencia a investigar los remotos orígenes de la cultura maya. Se dedicó a la traducción del “Popol Vuh y de los Anales de los Xahil”. (libros sagrados de la civilización precolombina).

Asturias, entusiasmado, dedicó gran parte de su tiempo a la creación original y emprendió la redacción de “Leyendas de Guatemala” que lo reveló como un gran escritor, y los críticos más calificados de la época lo aprueban.

En “Leyendas” se funde la magia y la realidad, revestida de una atmósfera poética. En uno de sus viajes a España publica éstas leyendas (1930), al año siguiente fueron traducidas al francés.

En “hombres de maíz”, (1949) Asturias explotó artísticamente los mitos de la tradición guatemalteca. Él decía que el maíz no está en la tierra para ser vendido como cualquier otro producto agrícola, de él se hizo la carne de indio y solo debe usarse como sagrado alimento.

Aunque se ha distinguido como novelista, también publicó su propia Antología Poética, denominada “Sien de Alondra” (1949) en la que incluyó poesías de campo, de emoción viajera, poesías populares, etcétera. Le siguieron otros poemarios en forma de soneto, sobre temas de Horacio (1951) y también tiene obra de teatro: “Soluma” (1957).

Las obras “Viento Fuerte” (1950) “El Papa verde” (1954) “Los Ojos de los enterrados” (1960) “Mulata de Tal” (1963) son otras novelas con las que contribuyó valiosamente, dando su aporte realista a las letras hispanoamericanas.

Por tal motivo los críticos han definido a Asturias como el máximo escritor hispanoamericano del novecientos, y uno de los maestros de la novela moderna.

Su incansable actividad artística le valió la máxima distinción que un escritor puede recibir: “El Premio Nobel de Literatura” en 1967.

Comprar “El señor Presidente”, de Asturias

Anuncios
Entrada anterior
Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: