Carta a las mujeres trabajadoras de Costa Rica

Carmen Lyra

Carmen Lyra. “Carta a las mujeres trabajadoras de Costa Rica”. La Prensa Libre, 14 de junio de 1999. Página 3

Compañeras:

No se trata de que la mujer haga a un lado, como cosa de poco valor, su papel de madre, para dedicarse a la política. Se trata más bien de que la mujer ennoblezca la maternidad.

Es preciso que los hijos que se tengan, sean sanos y vivan con dignidad en todos los momentos.

En la sociedad capitalista son pocas las criaturas que tienen la oportunidad de venir al mundo con salud y de desarrollarse con dignidad. Son millones los niños que nacen entre la miseria y crecen retorcidos y exprimidos por la miseria.

Mujeres trabajadoras de Costa Rica:

¿Habéis pensado alguna vez en los miles de recién nacidos que en torno nuestro mueren de gastroenteritis porque la madre no tiene leche ni puede comprarla? ¿En la gran cantidad de chiquillos que crecen con los huesitos de las piernas deformadas por el raquitismo a causa de la mala alimentación?… Hay damas que pueden comprar piyamas de seda de cien colones y medias de veinticinco colones el par y muñecas artísticas y animales de peluche para colocar sobre las camas y abrigos de quinientos y mil colones cubiertos de pieles como para habitantes del “Labrador o de Groenlandia” y alhajas valiosísimas y quince pares de zapatos…

Mujeres que pasan el día dándose lustre a las uñas, quitándose pelos de las cejas, haciendo ejercicios para no engordar y perder la línea, hablando de los besos de las estrellas de cine y de trajes y sombreros.

Y hay mujeres que andan descalzas o con los dedos de fuera y para salir se ven obligadas a pedir prestadas a la vecina una toalla y unas medias y no tienen segundo vestido que ponerse y de noche se abrigan con una cobija llena de remiendos o con un pedazo de yute; criaturas que trabajan en las cogidas de café… en las fábricas… Empapadas desde las seis y media de la mañana hasta las cinco de la tarde, expuesta a herirse… u obligadas a prostituirse.

… Bueno, si el trabajo estuviera bien gagado.

¡Pero cuando les va muy bien a los más que les sale el día es a dos colones! Compañeras acabemos con la explotación, hay que empeñarse con todas las fuerzas por cambiar este estado de cosas.

Estos son fragmentos de su “Llamamiento a las Mujeres de la Clase Trabajadora de Costa Rica” de 1933. Lo que ella denuncia perdura hoy en algunos casos. Los números que ella apunta han variado, pero la promoción se mantiene.

La vida de las trabajadoras en muchos casos no ha tenido una variable considerable a pesar de que se han alcanzado grandes logros en esta materia.

Comprar obras de Carmen Lyra

Anuncios
Entrada anterior
Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: